16.12.07

De charcos y pesadillas

Hay cosas que me asustan. El sueño de esta noche, por ejemplo. Era uno de estos sueños que, al despertar, uno no olvida en seguida. En él, le contaba a alguien (creo que a Núria) sobre Guatemala. Poco después, aparecía en Guate y andábamos por sus peligrosas calles. Por algún motivo que desconozco, de pronto teníamos que supervisar el desembarco de unas manzanas de contrabando. No nos fiábamos mucho de los tipos que nos lo encargaban, y al final, como tantas otras veces en Guate, todo termina en una tremenda balacera. Creo que en ese momento desperté. Sin ni siquiera una manzana en la mano. Y no le he dado mayor importancia hasta que, al encender la tele la primera imagen que he visto me ha resultado demasiado familiar: calles como las que he soñado en una balacera. Un enfrentamiento entre policías y asaltantes en Guate que ha dejado un rastro de sangre. Otro más. Pero ahora sí, mi pesadilla nocturna sé que no la voy a olvidar.
(Foto: lo primero que veía al llegar al trabajo durante mi vida chapina)

6 comentaris:

nimue ha dit...

m'has vingut al cap quan he vist la notícia. Llàstima que alguns malsons no desapareixen quan despertem...

vafalungo ha dit...

I llàstima que alguns somnis s'evaporin quan obrim els ulls.
Haurem de seguir somniant desperts per a que la vida no es converteixi en malson.

Claudia ha dit...

A veces yo sueño cosas parecidas. Es extraño, es como si guatemala permaneciera en la memoria con un poso de "peligro latente". Aparte de lo que vi como periodista, nunca me pasó nada malo. (Peor en Madrid, imagina)...

De Guatemala supongo que queda la sensación de que las cosas tardarán mucho en arreglarse. Demasiada impunidad y demasiado cariño almacenado en nuestras retinas.
Besitos.

vafalungo ha dit...

No lo habría podido decir mejor.
Un abrazo con sabor a un mi roncito, pues!

proudemax ha dit...

Pues quina putada, no? si et feien deixar les armes fora?

jajajaja

vafalungo ha dit...

Oh, però el millor era els guardes que vigilaven l'entrada. Aquests sí que anaven armats i, l'hi ho asseguro, feien por.